¿Qué significa Ropa Industrial?

“La ropa industrial es el resultado de la innovación, la tecnología y la creatividad aplicadas al vestuario laboral.”
(Luisa Fernanda López, ingeniera textil)

La industria es uno de los sectores más importantes de la economía, pero también uno de los más expuestos a diversos peligros que pueden afectar la salud y la integridad de los trabajadores. Por eso, es fundamental que los empleados cuenten con la ropa adecuada para realizar sus funciones con seguridad y comodidad. La ropa industrial es el conjunto de prendas que se diseñan y fabrican específicamente para proteger a los operarios de los riesgos que pueden encontrarse en su entorno laboral, tales como el calor, el frío, la electricidad, las radiaciones, los productos químicos, los agentes biológicos, las llamas, las chispas, los cortes, los golpes, etc. La ropa industrial no solo cumple una función protectora, sino también identificativa, ya que permite distinguir a los trabajadores de una empresa o de un área determinada, así como facilitar su visibilidad en condiciones de poca luz o de emergencia. Además, la ropa industrial contribuye a mejorar la imagen corporativa de la empresa y a fomentar el sentido de pertenencia de los empleados.

La ropa industrial se clasifica según el tipo de protección que ofrece, el material con el que está confeccionada, el diseño y el color que presenta. Existen diferentes normas internacionales que regulan los requisitos que debe cumplir la ropa industrial para garantizar su calidad y su eficiencia. Algunas de estas normas son la ISO 13688, que establece los requisitos generales para la ropa de protección, la ISO 20471, que especifica los requisitos para la ropa de alta visibilidad, la ISO 11612, que define los requisitos para la ropa de protección contra el calor y el fuego, la ISO 14116, que determina los requisitos para la ropa de protección contra las llamas, la ISO 11611, que fija los requisitos para la ropa de protección para soldadura y procesos afines, la ISO 1149, que regula los requisitos para la ropa de protección contra la electricidad estática, la ISO 13982, que establece los requisitos para la ropa de protección contra partículas sólidas, la ISO 14605, que especifica los requisitos para la ropa de protección contra líquidos, la ISO 27065, que define los requisitos para la ropa de protección contra plaguicidas, la ISO 16602, que determina los requisitos para la ropa de protección contra productos químicos, la ISO 13997, que fija los requisitos para la ropa de protección contra cortes, la ISO 20346, que regula los requisitos para el calzado de protección, etc.

La ropa industrial debe ser seleccionada de acuerdo con el tipo de actividad que se realiza, el nivel de riesgo al que se está expuesto, el clima y las condiciones ambientales, las características físicas y las preferencias personales de los trabajadores. La ropa industrial debe ser cómoda, flexible, resistente, duradera, fácil de limpiar y de mantener. La ropa industrial debe ser revisada periódicamente para comprobar su estado y su funcionamiento, y debe ser reemplazada cuando presente signos de deterioro, daño o desgaste. La ropa industrial debe ser utilizada correctamente, siguiendo las instrucciones del fabricante y las normas de seguridad de la empresa. La ropa industrial debe ser almacenada y transportada adecuadamente, evitando la exposición a agentes que puedan dañarla o contaminarla. La ropa industrial debe ser reciclada o eliminada de forma responsable, respetando el medio ambiente y la legislación vigente.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *